Sanidad y Asuntos Sociales: Un año de reformas y eficiencia al servicio del paciente

Imprimir

Las medidas aplicadas por la Consejería en 2012 con los profesionales sanitarios garantizan un sistema sanitario viable y de calidad  

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ha hecho frente en 2012 a unas deudas y compromisos incumplidos por la anterior Administración que amenazaban nuestra sanidad. Las medidas en política farmacéutica y en la gestión sanitaria han sido claves para atajar el despilfarro del anterior gobierno socialista y garantizar la eficiencia del sistema.

El actual Gobierno heredó unos servicios sociales y una sanidad al borde del colapso. Y la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ha adoptado soluciones responsables y novedosas para asegurar la transformación del sistema sociosanitario de la región, situando así a la sanidad y a los servicios sociales castellano-manchegos en el lugar que se merecen.  

Un logro que ha tenido su principal base en el Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, una iniciativa que ha impulsado unos servicios sociosanitarios eficientes, aprovechando al máximo todos los recursos disponibles y haciendo uso de nuevos instrumentos que garantizan una sanidad y unos servicios sociales sostenibles y perdurables en el futuro.

A este Plan autonómico se unen los beneficios de las medidas tomadas a nivel nacional por el actual Gobierno, como la gestión para facilitar el pago a proveedores que en los últimos años ofrecieron servicios o productos sanitarios y sociales y el Gobierno socialista no se los pagó. La medida promovida por el Ministerio de Hacienda ha conllevado la puesta en marcha de la línea ICO de pago a proveedores, para la que se destinaron 35.000 millones de euros. A nivel de Castilla-La Mancha, este mecanismo facilitó el pago a 9.213 proveedores, con 2.918 millones de euros correspondientes a 594.792 facturas impagadas.

El esfuerzo de los profesionales unido a las medidas innovadoras

La disposición al diálogo y la competencia de los profesionales sanitarios han permitido adoptar las reformas necesarias y han implicado un esfuerzo por parte de los profesionales, que han atendido a los pacientes con la misma calidad de siempre.

Junto a este esfuerzo colectivo por evitar el colapso del sistema, la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales también ha puesto en marcha medidas innovadoras en la atención a los discapacitados. La creación de la Comisión Permanente No legislativa de Políticas Integrales para la Discapacidad, en las Cortes, y la Comisión de las Políticas de Discapacidad en Castilla-La Mancha, en el seno del Gobierno, involucran a las entidades en la propuesta de soluciones, creando y manteniendo un espacio de colaboración, y son medidas pioneras en la atención preferente a este colectivo.

Un sistema reformado con determinación y diálogo

Entre los logros alcanzados en 2012 destaca el acuerdo alcanzado, el pasado mes de octubre, entre la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales y las organizacionesCESM, CSI.F y USAE, gracias al cual los profesionales sanitarios asumen un papel más activo y se implican en la definición y aplicación de medidas que mejoran la eficiencia del sistema, sin comprometer su estabilidad.

En esta línea de compromiso y trabajo con los profesionales sanitarios de nuestra comunidad autónoma la Consejería realizó, el pasado día 27 de diciembre, el abono de la productividad variable de 2010 por una cuantía total que asciende a 31.150.000 euros, saldando así una de las deudas que dejó pendiente el gobierno socialista.

Ejemplo también de compromiso es que la Consejería ha permitido compatibilizar la actividad asistencial para aquellos profesionales que,  teniendo su actividad principal en el SESCAM, opten por una segunda actividad en el sector de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, lo que redunda en ventajas para el Servicio Público de Salud y para el Sistema de Seguridad Social.

Asimismo, este año se ha resuelto la compatibilidad del personal sanitario del SESCAM para ser profesor universitario asociado. Una solución que facilita la continuidad de la actividad docente de numerosos y muy valiosos profesionales del SESCAM, cuya magisterio académico y científico habría quedado limitado de no haberlo resuelto.

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha también ha llegado a un elevado nivel de colaboración con los farmacéuticos de la región. Junto a la solución a la crisis heredada en las farmacias de la comunidad, se ha aprobado un decreto que regula los horarios de las oficinas de farmacia en Castilla-La Mancha. Esta norma refuerza y protege la red de farmacias rurales de la región, que es el establecimiento sanitario más cercano para la mayor parte de los ciudadanos.

También en el ámbito de la política de farmacia, la eficiencia del gasto y la promoción del uso racional del medicamento han sido dos objetivos que se han conseguido en 2012. La aplicación del nuevo modelo de participación en el coste de los medicamentos liderado por el Ministerio de Sanidad ha logrado un ahorro del 21,4 por ciento hasta noviembre de 2012.

Más recursos para una mejor atención

Otro de los logros alcanzados ha sido la integración del Hospital Provincial de Toledo en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), que supone el cierre de una etapa, ya que desde que Castilla-La Mancha tiene las competencias en Sanidad (enero 2002), era el único hospital pendiente de transferencia.. El traspaso va a redundar en un tratamiento de más calidad para los ciudadanos de Toledo y evitará administraciones paralelas y duplicidades en la gestión sanitaria.

También en este 2012, la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ha conseguido que Guadalajara cuente con una cuarta UVI móvil de emergencias, ubicada en Azuqueca de Henares, y con un Puesto Médico Avanzado, que proporcionará atención sanitaria urgente y especializada ante situaciones inesperadas de tipo catastrófico o accidentes con múltiples víctimas. Era la única provincia de la comunidad autónoma que no contaba con este dispositivo, por lo que ha quedado compensado el desequilibrio en el que estaba Guadalajara con el anterior Gobierno.

Además, se ha mejorado la estructura del transporte sanitario de la región adecuando los recursos existentes a las necesidades reales de la población y simplificando la estructura organizativa, al sacar a concurso de forma agrupada el transporte sanitario urgente y no urgente en un mismo lote por provincia.. Una medida que cuenta con un presupuesto total estimado de 253 millones.

En el ámbito del transporte sanitario, también se ha alcanzado un acuerdo con ALCER en Castilla-La Mancha para garantizar un adecuado servicio de transporte a los enfermos que necesitan acudir a los centros hospitalarios del SESCAM para someterse a hemodiálisis.

Asimismo, se está trabajando por el futuro de la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos. Tras desvelarse que tiene un agujero de dos millones de euros, consecuencia de la mala gestión anterior, la Fundación va a restructurarse para convertirse en un centro nacional de referencia en lesión medular.

Una atención sanitaria integral

Entre las medidas de gestión que tendrán mayor impacto en una mejor asistencia sanitaria a los ciudadanos de Castilla-La Mancha está la nueva estructura de las Gerencias de Atención Integrada. Este nuevo modelo tiene como principal objetivo mejorar la asistencia integral al paciente, sobre todo del perfil más mayoritario, crónico y pluripatológico, desde la fusión de las gerencias de Atención Primaria y Especializada y la mejora del trabajo en equipo de todos los profesionales y evitando duplicidades innecesarias.

Atención prioritaria a los discapacitados

Desde la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales se han tomado medidas pioneras para la implicación del sector de la discapacidad y los servicios que se prestan a las personas en situación de dependencia. Para ello se ha involucrado a las entidades en la propuesta de soluciones, creando y manteniendo un canal fluido de colaboración con la instauración de nuevos foros de trabajo y fruto de ello son la Comisión Permanente No legislativa de Políticas Integrales para la Discapacidad, en las Cortes, y la Comisión de las Políticas de Discapacidad en Castilla-La Mancha, en el seno del Gobierno. Medidas que han hecho que el Gobierno de Maria Dolores de Cospedal sea pionero en la atención a la discapacidad.

La apuesta por la calidad y la eficiencia que vertebra la acción de gobierno está presente también en la concesión de ayudas para la atención a las personas mayores y personas con discapacidad. A lo largo de 2012 se han destinado recursos para  entidades privadas sin ánimo de lucro y entidades locales para la atención a las personas con discapacidad; así como para  asociaciones de enfermos y familiares de alzheimer, parkinson, esclerosis múltiple, salud mental, personas con déficit de audición, entre otras.

Una de las grandes tareas de este Gobierno a lo largo de este año ha sido poner orden tanto en los pagos como en la concesión de plazas, tanto de personas con discapacidad  como de mayores. En este sentido, esta Consejería ha priorizado la atención directa a las personas pagando sólo las plazas ocupadas en recursos que cumplan los más estrictos estándares de calidad.

Calidad de vida para mayores y familias

Cabe destacar en este punto que la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ha dedicado en 2012, cerca de 2 millones de euros para programas de Envejecimiento Activo y Saludable, a través de entidades sin ánimo de lucro.

En materia de Familia, se ha puesto en marcha este año el Plan Estratégico de Ayuda a la Familia, un compromiso de la presidenta Cospedal, que servirá como marco de referencia hasta 2016 para todas las políticas que en Castilla-La Mancha tengan incidencia directa o indirecta en lo que es el pilar básico de la sociedad, la familia. Para su consecución se ha contado con las aportaciones de numerosos expertos.

Volcados con los más desfavorecidos

Las personas más desfavorecidas han sido objeto de atención preferente en el departamento que dirige José Ignacio Echániz. Así, en 2012 se aprobaron a través de los programas regionales de integración social (PRIS) 280 proyectos en Castilla-La Mancha desarrollados por el Gobierno y a través de entidades y ayuntamientos. Además de aprobarse la aportación de medio millón de euros para la ejecución del Plan Local de Integración Social (PLIS) en la ciudad de Albacete, para priorizar acciones de inserción laboral, vivienda y educación.

A pesar de las dificultades económicas tampoco se ha dejado de prestar atención  al voluntariado, más necesario ahora si cabe para poder llegar allá donde la Administración no puede llegar. Por ello, la Consejería ha publicado una orden que regula las subvenciones para acciones de voluntariado en Castilla-La Mancha.