Junta y Universidad regional firman un convenio para “atraer y retener” al personal sanitario en Castilla-La Mancha

Imprimir

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo suscrito esta mañana con el rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado, según el cual se permitirá la utilización de instalaciones públicas sanitarias en la investigación y docencia universitarias, y que servirá para “atraer y retener” al personal sanitario en nuestra Comunidad.

Durante la rúbrica de este acuerdo en el Palacio de Fuensalida, a la que también han asistido el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, y el titular de Educación, Cultura y Deporte, Ángel Felpeto, García-Page ha señalado que hoy es un día importante para Talavera de la Reina (Toledo) y Cuenca porque incorporamos sus hospitales al circuito universitario que ya se había iniciado con Toledo, “pero también lo es para el mundo universitario y para el Sistema Público de Sanidad en el que creemos”, ha asegurado.

El jefe del Ejecutivo autonómico, quién ha adelantado que “ésta va a ser una gran legislatura en desarrollo hospitalario”, ha indicado además que no descarta que podamos seguir avanzando en esta materia “porque lo que queremos es fidelizar al personal sanitario” tras unos últimos años que ha tachado de “lamentables”. Todo ello gracias a este acuerdo por el que adquieren la condición de hospitales universitarios el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca y el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, hospitales que podrán desarrollar esta titulación en el futuro uniéndose así al propio de Toledo y a los ya existentes de Albacete y Ciudad Real.

Por otro lado, García-Page se ha referido a la relación de la Administración regional con la Universidad, “de cuya evolución estamos muy orgullosos”, una relación “que no es lineal sino poliédrica”, y que se aborda con una mentalidad expansiva, “porque aunque no sobra, el estancamiento no vale”, ha garantizado.

En último lugar, y tras recordar la importancia de hacer un “permanente ejercicio de autocrítica” para no perder oportunidades de crecimiento “en una sociedad que exige tener una formación diferenciada”, ha asegurado que hoy “ganamos todos, porque la Universidad necesita que los hospitales de la región den salida a los años de formación en vía hospitalaria, y todo el personal sanitario sale ganando porque se auto obligan a seguir formándose, investigando, y a permanecer en el ciclo formativo”, ha aseverado.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, se ha congratulado de la firma de este convenio en el que el Gobierno regional hace una clara apuesta aperturista a la creación de conocimiento en nuestras áreas de salud, con la incorporación de Toledo, Talavera y Cuenca a la red de hospitales universitarios.

"Hoy se une la parte sanitaria y asistencial con la parte docente, que son dos de las patas más importantes, junto con la calidad, la formación continuada y la investigación, que hacen que esto tenga mucho más sentido", ha subrayado.

Por otro lado, el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado, ha subrayado que este convenio había que actualizarlo al servicio de lo que la

Consejería de Sanidad y la Universidad tienen que hacer conjuntamente: la formación de profesionales de la ciencia de la salud, apostando, a en todo momento, por la investigación. En esta línea, el rector de la UCLM ha destacado que “solo aunando esfuerzos”, como se está haciendo con este Convenio, “podemos llegar muy lejos en crear conocimiento y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

Durante su intervención, el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha insistido en la importancia de la formación y la investigación. “No se entiende una política sanitaria como educativa disociada de la formación y la investigación” ha manifestado Felpeto que ha expresado su compromiso de seguir trabajando para que la Universidad de Castilla-La Mancha forme a los mejores médicos y “para que estos se queden con nosotros”.