Los hospitales de Castilla-La Mancha avanzan en la estrategia de incorporar nuevas técnicas domiciliarias para realizar hemodiálisis a sus pacientes

Los hospitales públicos de Castilla-La Mancha avanzan en la estrategia que viene impulsando el SESCAM en los últimos años para la implantación de nuevas técnicas domiciliarias para dializar a sus pacientes, como la hemodiálisis domiciliaria. Una apuesta por mejorar la autonomía y la calidad de vida de estos pacientes.

La Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha comenzado a ofrecer esta prestación sanitaria que permite a pacientes que reúnen determinadas características, y siempre bajo indicación facultativa, la posibilidad de realizar la diálisis en sus domicilios.

El servicio de Nefrología del Hospital General Universitario de Albacete se suma así a los de Guadalajara y Toledo, que ofrecen la prestación de Tratamiento Domiciliario de Hemodiálisis desde el pasado año. A lo largo de este tiempo, en Guadalajara se ha entrenado a siete pacientes para que puedan dializarse en su domicilio y otros tres han recibido esta formación en el caso de Toledo y un cuarto se está instruyendo.

La enfermedad renal crónica ha aumentado un 30 por ciento en la última década y la necesidad de realizar tratamiento renal sustitutivo mediante diálisis en hospitales o en centros de diálisis provoca un fuerte impacto en la conciliación de la vida personal, familiar, laboral y social de los pacientes.

La incorporación de la prestación de tratamiento domiciliario de hemodiálisis responde a la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por reducir el impacto que provoca la hemodiálisis convencional para la autonomía y calidad de vida de los pacientes.

La principal ventaja de realizar la terapia en el domicilio es que reduce ese impacto y favorece una vida más activa e incluso la posibilidad de viajar. A ello se le suman otros beneficios como una mejor tolerancia al tratamiento, mejoría clínica del paciente, menos medicación y más seguridad al reducir los riesgos asociados a los traslados y estancias hospitalarias.

Para realizar la hemodiálisis en el domicilio es imprescindible un adecuado entrenamiento a pacientes y familiares por parte de enfermeras expertas en diálisis, que a lo largo de cuatro o seis semanas instruyen en el manejo del equipo y la manipulación de los accesos venosos, además de atender aspectos relacionados con la seguridad o la actuación ante posibles incidencias.

Los pacientes notan una pronta mejoría en la calidad de vida porque optimiza los niveles séricos, disminuye la medicación y adaptan la terapia a la vida diaria. Durante el proceso de tratamiento domiciliario de hemodiálisis tienen comunicación directa y asesoramiento por parte del personal de Enfermería, que incluso se traslada a las viviendas en los primeros días para vigilar que el procedimiento se hace correctamente, resolver dudas y, sobre todo, generar confianza.

Nueva prestación en Albacete

El Hospital General Universitario de Albacete cuenta con una unidad funcional de Enfermería, que ya tenía la prestación de diálisis peritoneal entre sus competencias y que suma ahora el Tratamiento Domiciliario de Hemodiálisis. El equipo está formado por cinco enfermeras que se forman en los conocimientos y habilidades necesarias para dar esta cobertura, incluidas las técnicas de ButtonHole y ecografía vascular.

Los primeros pacientes que se beneficiarán en Albacete de este avance ya han recibido la formación en el Hospital General Universitario. Durante seis semanas han aprendido el manejo del aparataje que dispondrán en sus viviendas, unos equipos portátiles que pueden incluso llevar de viaje.

La diálisis domiciliaria no está indicada para cualquier paciente en terapia renal sustitutiva ya que requiere de un entrenamiento concienzudo que exige plena implicación y capacidad por parte del paciente y sus cuidadores.

Tampoco se indica en el caso de que existan complicaciones médicas que contraindiquen el tratamiento en el hogar. Por este motivo, los pacientes son valorados en una consulta previa para analizar la terapia más adecuada según su perfil o el de las personas cuidadoras, siempre teniendo en cuenta el criterio del propio paciente.

Diálisis peritoneal

Por otra parte, cabe destacar que a la terapia de hemodiálisis domiciliaria se suma la diálisis peritoneal que vienen realizando numerosos pacientes desde hace años. Este tratamiento utiliza el revestimiento del abdomen o vientre del paciente para filtrar la sangre mediante un catéter colocado en el abdomen.

Es una técnica más sencilla que la hemodiálisis domiciliaria y permite dializarse en casa con un pequeño aprendizaje, precisando sólo espacio en el que guardar el material y un lugar adecuado y ventilado en el que realizarlo.

En Castilla-La Mancha, 140 personas realizan actualmente diálisis peritoneal en su domicilio, con las ventajas que supone al facilitar su vida personal, social y laboral.

Tags:

 

icono telTELÉFONO SURCO CLM

Albacete: 967 13 80 00
Tomelloso: 926 50 59 59
Manzanares: 926 62 03 00
Alcázar: 926 54 72 50
Villarrobledo: 967 13 80 00

icono telDELEGACIONES

Valdepeñas: 926 31 13 81
Quintanar de la Orden: 925 56 45 30


tomelloso icon pqESCUCHANOS EN DIRECTO!
RADIO SURCO 91.4 /  TOMELLOSO